CONTENEDORES IBC: CLASIFICACIÓN, USOS Y BENEFICIOS

Los contenedores industriales existen en varios tamaños y formas, todos ellos debidamente reglamentados, con el fin de satisfacer las necesidades de cada empresa e industria que requiera almacenar alguna sustancia, material o alimento.


Los contenedores industriales IBC o contenedores intermedios a granel se utilizan para transportar, almacenar y vaciar de manera segura líquidos, sólidos y pastas.






Los contenedores intermedios a granel (IBC, por sus siglas en inglés: Intermediate Bulk Container) son un tipo de contenedores industriales que suelen fabricarse esencialmente de metales o plásticos.



Contamos con contenedores industriales tanto de acero inoxidable y al carbono como de plástico, que te brindarán el mejor servicio. Conoce más sobre los IBC, para qué sirven y cuáles son sus beneficios en este artículo.



Contenedores intermedios a granel (IBC)


De acuerdo con la norma ISO 15867: 2003, el término contenedor intermedio a granel (IBC) comprende una familia de embalajes que, por su tamaño, incluyen los barriles y costales, y algunos tipos de tanques y vagones cisterna (1).


En este caso, para definir a un contenedor industrial de este tipo es necesario considerar algunas especificaciones que se describen a continuación. Así, un IBC (1):


  • Tiene una capacidad máxima de 3 metros cúbicos, con una mínima no establecida, aunque un contenedor intermedio a granel de menos de 0.25 m3 es atípico.

  • Puede ser manipulado mecánicamente mediante dispositivos integrales o desmontables, según su diseño.

  • Contiene líquidos, pastas y sólidos (polvos y gránulos, por ejemplo).

  • Resiste distintos esfuerzos, propios de la manipulación y el transporte, determinados por pruebas realizadas previamente.

Es importante recalcar que aunque haya embalajes cuya apariencia sea igual a la de un contenedor intermedio a granel, si estos se usan para transportar otro tipo de objetos y artículos, no son considerados IBC, sino una clase distinta de contenedores industriales.





Objetivos y aplicaciones



Los contenedores intermedios a granel se utilizan para almacenar, manipular y transportar líquidos y materiales secos, entre ellos alimentos, así como materiales peligrosos en modelos específicamente aprobados para ello.


Ejemplos de las sustancias son productos químicos y adhesivos, jabones en polvo y detergentes líquidos, solventes, componentes para alimentos, arroz, azúcar, granos y arena. También agua para efectos de riego.


Las industrias beneficiadas con este tipo de contenedores son muchas, entre ellas destacan la química, la alimentaria, la de procesos industriales, de procesamiento y tratamiento de aguas, así como los sectores de energía, agricultura y construcción.

12 visualizaciones0 comentarios